Pierde Guatemala a un valioso intelectual y ser humano

Por: Sergio Álvarez Colaboración para “El Guatemalteco”

Tasso Hadjidodou, el amigo de Guatemala, promotor de la cultura de este país, dejó de existir la madrugada de este sábado, luego de que una larga enfermedad lo postrara, hasta causarle la muerte.

Se fue, en condiciones de pobreza, requiriendo de los buenos guatemaltecos y guatemaltecas que contribuyeron económicamente para hacer menos dolorosa su partida.

Tasso llegó a Guatemala en la década de 1940 y desde entonces se enamoró de la cultura de este país, la que promovió en distintos ámbitos; 35 años en la Alianza Francesa.  Organizó seminarios, festivales, congresos y talleres;  apoyó a artistas nacionales; fue el impulsor del Festival del Centro Histórico, evento que se lleva a cabo cada año con mucho éxito.

Una estatua construida en su honor, en la sexta avenida, fue mutilada por vándalos, enemigos de la cultura y más aún, de su propio país. Una corona fue colocada en la llamada “banca de don Tasso”, donde se encuentra también esa estatua sin una mano y sin un libro.

Pierde el país a un querido guatemalteco, adoptado por muchos, quizá la mayoría, que reconocen en él a una gran persona, a un intelectual integro, humilde, amigos de todas y todos.

Quedan sus palabras rebosantes de humildad cuando dijo en un acto público que Guatemala le había dado mucho, pero fue mucho más lo que él aportó al país.

 

¡Descanse en Paz!

Anuncios