Por Silvia Trujillo, socióloga

Este año aún no ha concluido el trabajo, quienes integran el Colectivo ya sueñan con el tercer festival, para el cual proyectan ampliar la cartelera y explorar más lugares con el pretexto del cine.

Proponerles a las personas que habitan en zonas afectadas por altos índices de violencia que salgan de sus casas a reunirse en la calle durante la noche no para patrullar la zona sino para reencontrarse con las y los vecinos a dialogar y disfrutar de una película, podría parecer un proyecto arriesgado.

Sin embargo, para el Colectivo Cine en las Calles este ha sido el pretexto para armar un proceso social en donde las personas no solo recuperan el espacio público otorgándole durante ese lapso un sentido distinto al de la violencia cotidiana, sino que, además, gozan de la oportunidad y el derecho de disfrutar de propuestas artísticas que favorezcan la convivencia ciudadana.

El primer festival se realizó en mayo de 2011, en las calles de las colonias El Amparo y Granizo, en la zona 7. La propuesta fue muy bien recibida por las y los vecinos, quienes durante cuatro fines de semana se reunieron en las calles del lugar para disfrutar de las películas que se proyectaron.

En esta segunda edición el festival se prolongará por tres meses y abarcará Ciudad Peronia, en Villanueva; Nebaj, en Quiché, y las colonias capitalinas Amparo y Granizo. Aunque son lugares geográficamente lejanos, tienen en común problemas sociales, como violencia, inseguridad, pobreza y falta de oportunidades.

Por esa razón, el Colectivo puso interés en seleccionar piezas nacionales que propicien debates en torno a dichas problemáticas, con especial énfasis en la memoria histórica, contando con películas como Polvo, de Julio Hernández, y Distancia, de Sergio Ramírez, quienes han acompañado las presentaciones de sus películas. Otros directores que también han sostenido y apoyado el festival han sido Mendel Samayoa (La VacaDonde acaban los Caminos), Domingo Lemus (Puro Mula) y Chofo Espinoza (Aquí me quedo).

Hasta el momento se ha concluido con el primer mes de proyecciones en Ciudad Peronia, donde se trabajó en alianza con la organización Peronia Adolescente, y los resultados han sido muy buenos. Desde mediados de febrero y hasta el 16 de marzo tocará la segunda etapa en Santa María Nebaj, Quiché, en donde han trabajado de la mano con la Red de Mujeres Ixhiles. En la ciudad de Guatemala el festival se llevará a cabo del 22 de marzo al 13 de abril.

A pesar de que este año aún no ha concluido el trabajo, quienes integran el Colectivo ya sueñan con el tercer festival, para el cual proyectan ampliar la cartelera y explorar más lugares con el pretexto del cine. Le apostarán, además, a que sean las organizaciones locales las que se apoderen de la gestión del festival. Sin embargo, el anhelo mayor es que en un futuro cercano se pueda inaugurar un festival popular periódico con lo mejor del cine independiente latinoamericano.

Fuente: http://saladeredaccion.com/revista/category/propuesta-joven/arte-urbano/

Anuncios