rotz_monsters_epMonsters EP
Bajo Presión Records
2012

Disponible en: bandcamp.com

Desde hace ya un tiempo (finales del 2011 para ser exacto) que el trío de anglo folk pop Rotz ha estado rondando, un tanto de lejos, los alrededores de la escena local. Aunque relativamente nueva, la banda ya lleva tras de sí un hilo creciente de seguidores. No está mal para un grupo que, aparte de encontrarse bastante sumergido todavía en el nido de su género, no ha publicado nada más que un EP, “Monsters“, de seis temas en el sello Bajo Presión. Las seis canciones, todas autoría del líder del grupo Diego Rodas, se mantienen en la línea del pop baladesco, alargado por momentos y muy emotivo en temática y tonalidad.
Los que hayan escuchado algo de la música de Rotz sabrán que sus canciones se basan mayormente en instrumentación acústica (guitarra, ukulele, contrabajo, xilófono), lo que le da cierta cualidad orgánica a su sonido, pero no del todo bien lograda y por la misma razón termina sintiéndose seco e insípido. La sonoridad del grupo podrá no resaltar por su brillantez (es folk después de todo), pero la naturalidad de sus melodías, por lo menos, es honesta. Ciertamente, estas son canciones que uno puede verse cantando junto a sus amigos alrededor de una fogata.
Como cantautor, Rodas pone el énfasis en sus palabras. Es el tipo de músico que compone con la voz, en vez de con el instrumento. Su línea vocal traza el camino de los acordes que la acompañan, no al revés. Quizá a causa de esa tendencia es que gran parte de “Monsters” carezca de mayores ideas en lo instrumental. Los acordes que rasga en la guitarra le sonarán familiares a cualquiera, al punto de volverse completamente predecibles en algunos pasajes. Esa convencionalidad en la composición de Rodas es sin duda responsable de la afabilidad de las canciones de Rotz, pero es justamente eso lo que le impide alcanzar las alturas de algo realmente vibrante e inspirado, incluso en los momentos más intensos y emocionales del EP. No es en ningún sentido un vocalista desapasionado. Hay fuerza y convicción en la entrega de sus palabras; su canto es enérgico, pero nunca al punto de resquebrajarse. En medio de lo rústico y simplista de su música, su voz logra sobresalir por su vivacidad. Lo que le falta en creatividad lo compensa, al menos, en actitud.
Para su primer EP, Rotz optó por ir a lo seguro. Puede ser que esta excesiva prudencia sea sólo producto de mi imaginación, no lo sé bien. Las melodías de “Monsters“, aunque acarameladas, tienen su encanto; es tan inocente que es casi conmovedor. La falla esta tal vez en que resultan demasiado inofensivas. Sea como fuere, “Monsters” aún merece la pena escucharse, tan sólo porque al final, la experiencia de la música es cosa de cada quien. Diré nada más que mi favorita es “Don’t Let Them Say” y kudos a Bowy en la batería.
Anuncios