imagesHuehuetenango es el escenario perfecto para que la música vibre. Juventud, energía, creatividad y entusiasmo son las características de los grupos de la región.

Con sus innovadoras propuestas y ritmos diversos estos artistas ya tienen la atención de los guatemaltecos, pero esperan trascender fronteras, y por eso algunos se preparan para ofrecer conciertos fuera del país.

Mucha creatividad

El frío del altiplano no es un impedimento para que estas bandas dejen un calor especial en sus seguidores, la mayoría, jóvenes.

Sentimientos Ajenos, Cronos, Josh Escobar y su banda, Sacrifice y Corban7 impregnan con talento buenos mensajes en cada una de sus canciones y por eso han conseguido el éxito.

Una amistad que se forja con la música

En el 2006 nació el grupo Sentimientos Ajenos,  con un estilo de rock alternativo y heavy metal. Uno de los principales retos para la banda, según sus integrantes,  es llevar su música a otros países.

La mayoría de lo que tocan es de su autoría, con letras inspiradas en el amor. Además interpretan covers  de  agrupaciones nacionales como Bohemia Suburbana, Ricardo Andrade y los Últimos Adictos, La Tona y  Viernes Verde.

Sentimientos Ajenos se ha presentado en Quetzaltenango, San Marcos, Guatemala y Suchitepéquez.

Sus integrantes son Marlon Israel Carrillo Cano, vocalista;  Eduardo Israel García Balán,  guitarrista;  Neftaly Darinel Tello Velásquez, baterista; y en el bajo, Daniel Manfredo Polanco Sales. Ellos trabajan actualmente en su primer disco, aún sin nombre, con 13 temas propios.

Sus canciones parten de la inspiración de sus integrantes y para este año tienen planeado lanzar su  video Una noche más.

Sentimientos Ajenos   se ha encontrado con diversas dificultades para difundir su música.
“Tenemos buena presencia en nuestros conciertos, lastimosamente esto no se refleja en nuestros ingresos económicos por cada concierto”, expresa Israel García.

Cronos
Intensos

Cronos  se ha caracterizado, desde su fundación en el 2004, por tener como integrantes a   fuertes roqueros de la región.

Su guitarrista Augusto Aguirre asegura que el proyecto se gestó para formar un  grupo innovador, cuya especialidad es el metal extremo.

La banda está integrada, además, por Isaac Martínez, vocalista;  Daniel Canahí, guitarrista rítmico; Eddy Chávez, bajista, y el baterista Juan Cifuentes, Cronos se dedica a crear su propia música.

Aguirre explica que a través del rock buscan llevar al escenario historias de la vida cotidiana dejando los tabús o cualquier etiqueta social.

Corban7
Un grupo con espíritu

Corban7 es una de las bandas con mayor trayectoria en Huehuetenango. Se formó en agosto del 2000, como un deseo de tres guatemaltecos que concibieron la idea de aportar algo positivo para los  jóvenes, a través del rock cristiano.

Henry Sontay, en la batería; Hugo Mota, con la voz; Elden Villatoro,  bajista; Ismar Gómez, en la guitarra líder, y Kelvin Palma, en la segunda guitarra, estrenarán sus temas Liberando, Perdido, Juan 3-16 y Autosuficiente en los próximos meses.

Josh Escobar
Tiene  fuerza en sus notas

Josué Emanuel Palacios, mejor conocido en Huehuetenango como Josh Escobar, comenta que para los músicos es complicado dedicar la vida a este arte, por la falta de apoyo.

Palacios comenzó en la música a los 8 años. Aprendió a tocar guitarra, y a los 10 ganó un concurso escolar. Años después se reunió con sus amigos y formaron la banda Fauna Negra (ya desintegrada).

Palacios escribió su primera canción para Fauna Negra, llamada Recuérdame.

Josh  sigue componiendo música en los  géneros  rock y pop. El próximo mes comenzará a grabar un disco.

Sacrifice
Movimiento cristiano

La música cristiana tiene entre sus representantes del noroccidente del país a Sacrifice, banda surgida en el 2004 y que pretende convertirse en un transmisor de mensajes de esperanza con música rock.

Este grupo tiene como objetivo primordial salvar jóvenes que se han visto involucrados en hechos ilícitos.

Fuente: Prensa Libre

Anuncios