los_tiros_tu_pesadilla_regreso_bienvenido_al_infiernoTu Pesadilla Regresó, Bienvenido al Infierno
Bajo Presión Records
2013

Tras la inesperada desaparición de Los Mojarras hace ya algún tiempo, un sensible vacío quedó flotando en el ambiente: los escenarios en calma, las pistas de baile cada vez con menos actividad. Se respiraba un extraño aire de decencia en los bares y rincones culturales de la ciudad. Entre tanto orden y propiedad, parecía que las cosas habían regresado a la normalidad. Por supuesto, nuevas conjuntos musicales y artistas siguieron emergiendo, pero aún se esperaba a alguien que trajera finalmente la teatralidad, el humor y la extravagancia de vuelta a la música guatemalteca. Los Tiros, la agrupación más reciente en la tradición temático-conceptual de Bajo Presión Records, pueden verse de cierta manera como la banda secuela a Los Mojarras, aunque quizá sin el temple bailable y excéntrico que caracterizó la música de estos últimos. No obstante, el sonido de Los Tiros trae consigo influencias lejanas del surf mojarrense (no es de extrañar, considerando que la mitad de los miembros estuvo presente anteriormente en Los Mojarras), pero el estilo western surf/punk de estos muchachos es, hasta donde sé, algo nunca antes concebido por estos lugares. Aun así, ambas bandas comparten la misma filosofía en cuanto a la composición y arreglo de sus piezas. De cierta manera, Los Tiros retoman el camino del surf recorrido por Los Mojarras, pero le dan a la música un cambio de dirección, menos pegadiza y más directa y potente. Los Mojarras tenían sabor, Los Tiros tienen garra.

Casi un año después del EP “Hijos de Puta Malos” (2012), Los Tiros lanzan su primer trabajo de larga duración, el pseudoconceptual “Tu Pesadilla Regresó, Bienvenido al Infierno“, prácticamente la banda sonora de un filme del viejo oeste, un disco cargado de adrenalina, explosiones de pólvora y cabalgantes acordes de guitarra que acompañan el nudo y desenlace de la historia de Los Tiros en Gran Morongo. Los casi 30 minutos del LP se reparten entre 12 tonadas de puro punk rock instrumental al estilo western, Alonso en la guitarra principal con trémolos y melodías, y los González trazando la base armónica en guitarra rítmica, bajo y batería (deberían cambiarse el nombre a “Alonso y los González“). Es claro que el espíritu musical de Los Tiros descansa en las raíces del punk, pero lejos de limitarse al combo tradicional de guitarra/bajo/batería, han logrado abrir su sonido e incorporar nuevas texturas a través del uso de instrumentos como el theremín y el órgano, totalmente foráneos a la estética sonora del punk.
Escuchen “Asalto al tren de Gran Morongo” y las consecutivas “Cantina Pesadilla“, “Casino” y “Diente de Oro” para los mejores y más intensos momentos de “Tu Pesadilla Regresó“. Piezas como “Fogata en Gran Morongo” y “Mil Tomahawks esperan por mí” bajan la velocidad y permiten un momento de respiro antes de la confrontación final en “Dos mil Tomahawks esperan por mí” y el momento decisivo en “El Beso del Diablo“. Otras como la insidiosa “Voy, lo mato y vuelvo” y “Emboscada al amanecer” pasan sin dejan mayor rastro en la memoria, pero el disco, con todos sus giros y vueltas, vale la pena oírlo de principio a fin.
No sorprende el hecho de que Los Tiros han encontrado ya una cantidad considerable de adeptos y seguidores, tanto en Guatemala como en el resto de Centroamérica, y “Tu Pesadilla Regresó, Bienvenido al Infierno” es solo el primer paso. Música como esta es prueba de que incluso un género tan invariable como el punk puede encontrar nuevas tendencias y posibilidades para explorar. Habrá que esperar y ver hacia dónde conducirá el siguiente paso de Los Tiros, pero por ahora, parece que van en la dirección correcta.
Anuncios