logoArtistas internacionales de actualidad y gran trayectoria con un espectáculo de calidad. Esa es la consigna de la Organización para las Artes de la Universidad Francisco Marroquín, fundada en 1983 y dirigida por Geraldina Baca-Spross.

La Organización para las Artes de la Universidad Francisco Marroquín (UFM) acumula en sus treinta años de historia más de 1,500 actividades culturales, espectáculos, conciertos, recitales, obras de teatro y presentaciones de ópera, además del Festival Bravissimo, un escaparate de artistas internacionales de talla mundial. Desde 1983, año en el que se fundó la organización, Geraldina Baca-Spross ha dirigido y coordinado las presentaciones. Aquí una entrevista con la artífice del festival.

¿Cuál ha sido el objetivo de la Organización para las Artes desde su fundación?

– Queremos proveer a la familia guatemalteca de espectáculos con altos estándares de calidad, con comodidad y seguridad. Buscamos traer a los artistas que están en la cúspide de sus carreras para que el público de nuestro país tenga acceso a ellos.

¿Qué elementos toman en cuenta para seleccionar a los artistas que presentan?

– Deben tener, entre otras cualidades, un excelente nombre, actualidad en los teatros internacionales y grabaciones de alta calidad. Por otro lado, consideramos la posibilidad de poder afrontar los gastos de honorarios, estadía del artista, y los costos de la publicidad. Y finalmente los comentarios de los críticos y de la prensa son imprescindibles.

¿Cómo se realiza la invitación a los grupos y artistas internacionales?

– Después de trabajar en esto treinta años, es fácil. Contacto, por ejemplo, a otros músicos que nos han visitado antes y les pregunto por alguien en especial que me haya llamado la atención. Además pertenezco a una gran red de agencias de conciertos, donde todos conocemos qué artista está yendo para arriba.

¿Cómo ha sido su experiencia en cuanto a la reacción del público?

– Tenemos nuestras famosas tarjetas de evaluación, porque uno tiene que saber qué trajo al público al espectáculo. Tratamos a nuestro público como amigos y ellos nos dicen qué fue lo que más les gustó, qué les llama la atención, o a qué no vendrían. Aparte de eso tenemos una fuerte retroalimentación en persona.

¿Cómo ve la escena artística en el país?

– Lo primero que me viene a la mente es la excelente labor de la Escuela Municipal. Por otro lado, el teatro ahora cuenta con nuevas propuestas, por ejemplo el Teatro Lux, que lo han convertido en una nueva arena para el movimiento teatral. En el Ballet Guatemala me parece que hacen falta bailarines hombres, pero eso pasa en todo el mundo, sin embargo, llevan a cabo sus temporadas con mucho éxito, su directora Sonia Marcos ha realizado una gran labor. Además están los grandes artistas que se presentan en Cayalá, es decir, que el entretenimiento en Guatemala se ha fortalecido muchísimo.

¿Qué nos puede adelantar sobre el Festival Bravissimo del próximo año?

– Habrá una gran versatilidad. Abrimos con el combo Latin Heat, que incluye a la orquesta de Tito Puente Jr. y dos semanas después el espectáculo de danza moderna Sabroso, a cargo de la compañía Giordano Dance Chicago. Le sigue la conferencia Historia de la Viuda de Clicquot y luego vendrá una compañía de ballet moderno. Queremos atraer a públicos de diferentes gustos y edades, siempre con artistas cumbre en el área clásica, como con la visita del pianista ruso Pavel Kolesnikov.

Fuente: elPeriódico

Anuncios