vida24ab_307El arte urbano será representado a partir de hoy y hasta la primera semana de diciembre, en el Proyecto Poporopo en manos de los artistas, Dope, Ariz, Waka, Es y Pulido. Esta expoventa, basa sus raíces en el grafiti, el cual representa el inicio de estos artistas en los trazos.

Los dinosaurios de ojos negros, son las figuras que caracterizan a Dope en las paredes de las calles guatemaltecas. Desde sus inicios en 2002, él ha visto como la escena grafitera ha ganado mayor espacio y aceptación. “Era mucho más difícil conseguir un espacio. Llegaba a un lugar y la gente me decía que me dejaban pintar, pero si no les gustaba lo borraban. Ahora es más fácil porque ya ceden espacios y hasta hacen festivales”, explica Dope, el grafitero con más experiencia dentro de ese colectivo. Él recomienda a los asistentes “que traigan efectivo, pues no podrán evitar llevarse un cuadro”, añade Dope.

La apertura de espacios se debe, según Dope, a que la gente se ha dado cuenta con el paso del tiempo, que el grafiti no es vandalismo, si no una forma de arte. “Muchos empezamos a pintar desde cero, pero ahora hay gente que estudia pintura o dibujo y luego se tiran al grafiti, y se les hace más fácil, porque ya tienen el concepto de dibujo y color, entonces ya es solo que agarren la técnica de la lata”, comenta el artista. Dope agrega que los spots favoritos para pintar son lugares abandonados pues así se evitan problemas con la policía y con los dueños de los lugares.

Droga no adictiva ni dañina
Ariz, el elemento femenino de este colectivo, explica que eligieron el nombre de esta muestra porque querían “crear una droga no adictiva y no destructiva, si no que te ayude a viajar, explorar y conocer sin necesidad de autodestruirte o verte afectado con efectos secundarios”, explica la pintora. Por razones de seguridad, Ariz no ha salido a la calle tanto como sus compañeros, pero algunos de sus mensajes se ven en forma de esqueletos de sirenas por los teléfonos ­públicos de la ciudad.

“A pesar de que no se me ve tanto en la calle, la influencia en el arte urbano es fuerte, y siempre voy apegada al tema”, platica Ariz.

Por su parte, los elementos distintivos en el arte de Es, son las aves. “A veces cuando pinto otras figuras, siempre le agrego una pluma, alas o algún elemento de ave que me identifique. Es puro simbolismo, lo que la gente perciba de lo que significa el ave. Las palabras que se me vienen a la mente con las aves son paz, libertad y fluidez. Se trata de buscar una libertad, de expresión que es lo que todos buscamos”, finaliza el artista.

Es coincide con Waka, al explicar que lo mejor es salir a pintar en grupo. “Es como una fiesta, si ves a como cinco chavos pintando, te hace dudar menos a que si solo fuera uno. Cada vez que salimos a la calle, no sabemos qué va a pasar”, finaliza Es.

El camino del grafiti “Primero empezás con tu firma. De tanto firmar, la mano te pide hacer otra cosa, entonces ya haces bombas, que es tu firma, pero con letras con otras formas y colores. Allí lo que te importa es que la línea salga bien. Con el dominio de la línea, ya pasas a hacer piezas. Allí es cuando a la gente le empieza a gustar y deja de verlo como vandalismo. Las piezas son casi murales, contienen más detalles, elementos y caracteres más elaborados”, finaliza el artista.
Asista La exposición Estupefaciente Visual estará desde hoy hasta la primera semana de diciembre, en Proyecto Poporopo (4a. calle 7-46, zona 1). Entrada Libre.
Anuncios