manolo

El pintor guatemalteco Manolo Gallardo (1936) inauguró esta semana la exposición Mariposas, en la que hace una denuncia contra el feminicidio, desde la figura de los lepidópteros y las hermanas Mirabal.

¿Por qué trabajar en esta ocasión en torno a las mariposas?

 – La mariposa es el símbolo del feminicidio, que nació en la República Dominicana con las hermanas Mirabal, que usaban ese símbolo en su partido de oposición al Gobierno. Llegó el momento en que Trujillo mató a tres de las cuatro hermanas. Las masacró y las fue a tirar en un carro a un barranco haciéndole creer a la gente que se habían accidentado. Pero luego descubrieron que no había sido así. Seis meses después, lo mataron luego de 30 años en el poder como tirano. Como ellas eran las mariposas, quedó como el símbolo del feminicidio a nivel mundial.

¿Cómo se acercó al tema de las hermanas Mirabal?

– La primera obra que hice después de haberme enterado del caso de las hermanas Mirabal por una película que hay, y una amiga que es dominicana, hice mi escultura No al feminicidio, la que el “Ministerio de Incultura y Deportes” secuestró y la tuvieron escondida en las bodegas del Centro Cultural Miguel Ángel Asturias. Esa escultura tenía tres mariposas y era dedicada a las hermanas Mirabal y contra el feminicidio, y valga la pena decir que no estaba crucificada sino colgada de un arco, símbolo de la concordia, como el Arco del Triunfo o el Arco de Alcalá. Así que amparados por el Ministerio Público y la oficina del Procurador de los Derechos Humanos, la fuimos a rescatar y actualmente está en los jardines de la galería El Attico.

¿Qué produjo en usted ese suceso con la escultura?

 – Esta exposición nació como consecuencia de esa agresión que recibí de parte del Ministerio. Y me vino la idea de continuar con el tema. No solo porque en Guatemala se agrava cada día más el feminicidio, inclusive en muchachitas de corta edad, sino porque es una barbaridad que haya tanta muerte de mujeres. Entonces yo me he vuelto algo así como un defensor y un denunciante de esa violencia que hay contra la mujer.

¿Ha habido algún cambio entre su obra anterior y la actual?

 – La diferencia es que estas son mariposas. De ahí por lo demás siempre son desnudos, que es mi tema central y que ha sido de toda la vida. Tengo de estar pintando desde 1957, cuando hice mi primera exposición. Y empecé con los ángeles hará unos diez o 15 años. Pero cambió ya. Aunque siempre es la mujer el tema central, ahora pues son mariposas. El cambio más que nada fue de alas y de sentimiento, de contenido: la denuncia contra el feminicidio.

 ¿Hacia quién va dirigida esta muestra?

 – Todo el público, porque aun una persona que no tenga cultura, no necesita explicación para ver una mariposa. Y en el cuadro grande hay tres muchachas que están crucificadas y yo también me puse, porque mucha gente me ha querido crucificar, entonces les estoy dando gusto. Para que dejen de estar molestando.

¿Cómo fue el proceso creativo de esta exposición?

 – Surge de mi necesidad de estar siempre trabajando con modelos que afortunadamente no me hacen falta. Casi le podría decir que me sobran, porque me aparecen por diferentes lugares las patojas que me dicen que quieren posar. Se me facilita mucho y como todo está dentro del mismo tema, qué importa si son mariposas o ángeles, podrían ser cualquier cosa. Tener una representación sin alas o sin nada, pero siempre desnudos.

¿Cómo ve la figura del desnudo en la plástica nacional contemporánea?

– Pues hay algunos muchachos que trabajan bastante bien. No voy a decir nombres para no hacerles la propaganda, pero son muy buenos. Y algunos de ellos han sido mis alumnos en la Escuela Nacional de Artes Plásticas (ENAP) y que inclusive ahora son maestros. Se trabaja bien el desnudo en Guatemala.

¿Qué viene luego de “Mariposas”?

 – Generalmente no hago proyectos porque no me quiero ante todo decepcionar a mí mismo por no hacer algo, y luego no decepcionar a otras gentes. Pero inmediatamente después de esta exposición, voy a hacer una retrospectiva en Casa Santo Domingo, La Antigua. Ahí tendremos una obra bastante grande. Voy a poner la mayoría de mi obra que ha sido polémica, no porque sea un artista polémico, sino que es la gente la polémica.

“Mariposas”

La exposición con cerca de 20 óleos estará abierta hasta el 9 de junio en la Galería del Centro, de la Fundación G&T Continental (5a. avenida 12-38, zona 1). Puede visitarla en horas y días hábiles. Entrada libre.

Fuente: elPeriódico

 

 

 

Anuncios