Invitación ContextoEl sábado 12 de julio se inaugurará Contexto, la nueva propuesta colectiva de Espacio Alternativo de Proyecto Poporopo.  Se contará con la participación de nueve artistas: Moisés Barrios, Marlov Barrios, Josué Romero, Franco Arocha y Mauricio Contreras−Paredes (Guatemala); Walterio Iraheta, Ronald Morán y Carmen Elena Trigueros (El Salvador) y María Elena Álvarez (Venezuela).

La técnica que predomina en la exposición es la pintura y se podrá apreciar  obra reciente tanto de artistas consagrados como de emergentes. La colectiva abre sus puertas a las 7pm y estará vigente hasta el 13 de agosto de 2014, en Proyecto Poporopo, 4ª. calle 7-46 zona 1. La admisión es gratuita. Los horarios de visita son de lunes a sábado, de 5pm a medianoche.

Sobre páginas de revista

Moisés Barrios presenta la serie Monotipos, la cual “es producto de muchas horas de trabajo en la soledad del estudio donde la acumulación de material gráfico de muchos años”, dice, ha dado pie a una fusión de grabado y manipulación. Barrios emplea disolventes sobre las páginas de las revistas, logrando fondos suavizados donde imprime “plantas silvestres recogidas en sus caminatas”. El producto final “es una especie de monotipo, es decir, una impresión única, donde lo natural dialoga con lo cultural”.

Imagen1Mutación energética

El pintor, escultor y grabador Marlov Barrios muestra una selección de piezas de su serie Fulgor. “Me interesa hacer una resemantización de los íconos que han definido el imaginario de la pintura a lo largo del tiempo y cómo estos van mutando en una expresión eminentemente energética más allá de las narrativas”.

Para Barrios, la práctica de la pintura en el presente es un acontecimiento procesual, emotivo y al mismo tiempo estructural. “Cada capa de pigmento es un estado que contiene a los siguientes, yuxtaponiendo todos los gestos. Me interesa hacer evidente no lo que se muestra, más bien lo que se contiene o se suprime, entendiendo mi pintura como una manifestación de contenciones, fricciones y tensiones”, indica.

Las posibilidades del color

Geometría proyectual /Fotografía blanco y negro, es una serie de Josué Romero. “Surge del estudio acerca de las posibilidades del color en la fotografía al ser filtrado en procesos digitales”.

En dicho proceso, explica el artista, los colores se separan y queda como resultado el trazo de una nueva imagen, “un mapa conformado por rastros mínimos y por figuras inéditas, un espacio geométrico de medidas imprecisas, puesto que se reduce o supera (podría superar) los límites de la imagen original; es decir, se proyecta”.

Exaltación al vacío y el silencio

Trip/ode es la serie de pinturas que presenta la venezolana María Elena Álvarez. “El detonante fue una revisión breve a la obra de Francesca Woodman, específicamente a su capacidad de hacer del vacío una cualidad relevante en su propuesta.”, refiere la artista, acerca de la fotógrafa estadounidense famosa por sus obras en blanco y negro.

“A partir de esta premisa trazo una analogía pictórica entre el vacío y la deconstrucción de la palabra trípode: Trip/ode es el resultado es un viaje, también un resbalón, una oda al objeto/sujeto”.

Noveles propuestas de Guatemala

En Contexto resaltan dos jóvenes propuestas del arte nacional. Ninguno supera los 26 años de edad para ya ofrecen un sello consolidado. Franco Arocha se dio a conocer el año pasado por utilizar capas de pintura que se desprenden (y recolecta) de la superficie de diferentes muros de inmuebles de la ciudad. Dichos fragmentos son de colores distintos y él sabe emplearlos para crear composiciones que recuerdan el abstraccionismo de los movimientos que marcaron el arte de las primeras décadas del siglo XX. Distintas formas y tamaños crean secuencias y sinuosidades que exploran además una paleta marcada de tonos fríos y ocres. “La pintura es humana, todo atrae y todo causa. La pintura es evidencia”, indica Arocha, quien ya tuvo una muestra en solitario en Proyecto Poporopo, en una etapa anterior a la creación de Espacio Alternativo de este mismo bar y centro de arte.

También se podrá apreciar en Contexto la propuesta de Mauricio Contreras−Paredes. Es otro joven que en una etapa anterior a su actual serie, trabajó mucho las líneas geométricas y los tonos fríos, explorando además la escultura.

Sus trazos y bloques sólidos recuerdan también a algunas de las abstracciones propias del siglo pasado, aunque en la actualidad busca trasladar su experiencia en la obra bidimensional a la tridimensional pero usando materiales transparentes como el plexiglás junto a  una paleta más vívida. Recientemente expuso en el Museo Ixchel del Traje Indígena.

Contreras−Paredes completó este año su formación universitaria en Artes y Antropología, en una universidad de Canadá. “Mi interés nace de la topografía del espacio no visible: las memorias, los mapas mentales, los sueños. Una topografía que es a la vez moldeable y fluida, pero también ilógica en algunos aspectos”, indica el pintor.


Imagen2Pinturas salvadoreñas

A Walterio Iraheta siempre le ha impresionado la manipulación que ejercen las franquicias de comida rápida en todo el mundo. “Los niños suelen ser los más vulnerables”, indica, por ello en su serie Happy meal (Objetos y pinturas 2014) le interesó centrar la atención del espectador en los objetos que rodean el acto de “alimentarse”.

En un niño por ejemplo, dice el artista, “el sentimiento por coleccionar un juguete remplaza el acto mismo de comer, convirtiendo al objeto en su ʻalimentoʼ. Este elemento adquiere una imagen sobredimensionada y los juguetes-personajes son símbolos que representan unos valores impuestos con propósitos comerciales, nada tienen que ver con nutrición o salud, son solo objetos derivados del petróleo con colores llamativos”.

Ronald Morán utiliza en su propuesta técnicas tradicionales el registro fotográfico de instalaciones basadas en la Desmaterialización, “siendo ésta una manera simbólica de evidenciar aspectos que transitan en la realidad versus lo que pueden representar dentro de un imaginario colectivo”, dice el artista.

Carmen Elena Trigueros presenta Life, serie en la cual lleva trabajando cuatro años. “La llamo así porque son pinturas de las imágenes publicitarias y de fotoperiodismo en dicha revista, durante los años 50”. Trigueros combina imágenes y textos seccionados logrando así nuevas lecturas.

Anuncios