fotografo_daniel_hernandez_exposicion_belgica_PREIMA20140907_0111_32El fotógrafo guatemalteco y artista  visual Daniel Hernández-Salazar (1957) expondrá por primera vez su obra en Bélgica,  en una muestra llamada Memento Vitae/ Memento Mori, la cual se inaugurará  este mes.

La obra de Hernández-Salazar aboga por mostrar aquello que la sociedad no quiere ver y tiene un alto contenido de realidad. “No es algo que se dé de un día para otro. Mi análisis surge de un proceso  de reflexión de la realidad desde mi juventud. La fotografía me ha servido para documentar todo lo que sucede en el país”, comenta Hernández-Salazar.

Con más de 30 años de experiencia, este fotógrafo se sintió atrapado por la imagen, en la que logró plasmar todo su talento. “La fotografía para mí fue esa forma en la que logré expresar lo que pensaba”, agrega.

Con una voz firme explica, como todo un maestro, algunos secretos de la fotografía, los encuadres y el uso de los químicos de su laboratorio. “Soy un enamorado de la película, todo mi trabajo lo prefiero hacer con rollo. Parecerá anticuado, pero ese romance con el filme no lo puedo dejar”, afirma.
Hernández-Salazar conversó con Prensa Libre sobre su muestra en Bélgica y sus inicios en el mundo de la fotografía.

¿Cómo surgió la muestra Memento Vitae/ Memento Mori?

La propuesta surgió de la galería Verbeeck Van Dyck, en Bélgica. Hace unos años expuse en una colectiva y de esa cuenta surgió la oportunidad de que conocieran mi trabajo. En diciembre del año pasado me dijeron que preparara mi material. Me comentaron que deseaban ver cómo había evolucionado mi trabajo a través de los años, por ello esta muestra incluye piezas desde  1994 hasta la fecha. Cuando veo los cuadros me sorprende cómo ha ido variando mi técnica sin alterar la temática.

¿Por qué el tema de la vida y la muerte?

Estos temas me cautivan porque necesitan un gran proceso de reflexión que no se logra de un día para otro. Se necesita tiempo para construir una obra y tener una relación personal con ella. En lo personal, la vida y la muerte es un gran tema. A los años se entiende, luego de perder a mucha gente en este proceso. Hay que aprovechar al máximo el momento presente, sin olvidar ese pasado que nos hace ser quienes somos. La muerte nos sensibiliza del infinito  y da una perspectiva de qué es la vida. Se comienza a ver lo que realmente se ha vivido.

 ¿Cómo nació su relación con la fotografía?

Comencé como dibujante y terminé de fotógrafo. Luego del terremoto de 1976 me contrataron como dibujante en la reconstrucción de la Catedral Metropolitana. Había que tomar fotos de las piezas para quitarlas y luego volverlas a su lugar. Allí fue esa conexión con la foto. A los años me volví fotoperiodista, carrera donde me acerqué de una manera más diferente a la realidad guatemalteca. Nuestros países viven como en un valle; cuesta salir a respirar a las montañas, ver desde arriba. Pero a mí  me gusta hacer eso, ver el mundo de manera diferente.

 ¿Cuál es la relación del guatemalteco con su historia?

Es necesario que la conozca y que no la niegue, para reconstruir la Nación. Al final, luego de enfrentarse a la realidad, a una guerra que dejó huérfano al país; se debe reflexionar sobre sus motivos, para no repetirlos.

La muestra Memento Vitae/ Memento Mori abrirá el 26 de septiembre, en la galería Verbeeck Van Dyck, Bélgica.

ARTISTA DE LA LUZ: Daniel  Hernández-Salazar  tiene una amplia trayectoria.

Trabajó como  reportero gráfico para agencias internacionales de noticias.

Su obra ha sido presentada en más de 25 exposiciones individuales y más de 35 colectivas en América, Europa, Japón y Corea.

Fuente: POR ÁNGEL ELÍAS /Prensa Libre.
Anuncios