Nac3_124Escobar nació el 15 de agosto de 1934, desde niña reflejó su habilidad para la escritura. En 1954 obtuvo el primer premio en prosa por su trabajo “Mi Fiel Amigo”, en un certamen organizado por los Ministerios de Educación y Agricultura.

Ese mismo año, escribió la novela “Corazones en Tinieblas”, transmitida en 1986 por TGW con el nombre de “Almas Tinieblas”.

La actriz y artista, egresó de la Escuela de Teatro, participó en varias obras; mientras que como escritora, obtuvo premios en la rama de cuento, en los Juegos Florales Centroamericanos de Quetzaltenango, en 1962 y 1963, así como menciones honoríficas con diversas obras teatrales, “Renuncia”, en 1961; “La Gente del Palomar”, 1962; “Flores de Muerto”, 1968; “Herencia Social”, 1989.

Una de sus obras más destacadas fue “La Gente del Palomar”, la cual retrataba en una pieza clásica de teatro y de manera humorística, la crudeza que viven las familias guatemaltecas en áreas marginales.

Pésame en el Teatro

“Deja en el corazón del teatro guatemalteco una huella imborrable, con su talento, con su particular forma de ver la vida y los problemas que afronta el país. Desde muy joven supo que su vida sería el teatro”, dijo Luis Maldonado de la Cerda, integrante del consejo directivo de la Universidad Popular.

“Es una pérdida lamentable; yo tuve mucha cercanía con ella, con su obra y su legado”, expresó Nohemí Aguilar, amiga cercana de Escobar.

“A todos nos toma por sorpresa, conocimos su talento y su teatro. Montamos diversas obras de ella y ahora las nuevas generaciones se quedarán sin un gran talento”, expresó Flora Méndez, actriz y directora del Teatro de la Universidad Popular.

“Ella estuvo en el estreno de la obra La gente del palomar, que es de su autoría, y yo dirijo una temporada este mes en el teatro”, explicó.

“Nosotros fuimos grandes amigos, me causa un gran pesar la pérdida de María del Carmen; la escena guatemalteca se mantiene de luto”, refirió Carlos René García Escobar, antropólogo.

Gran pérdida

Según el antropólogo Carlos René García, la pérdida de  María del Carmen Escobar  es irreparable. “Ella tenía una sensibilidad particular hacia los problemas sociales, sus obras siempre estaban enfocadas en la gente humilde, todo para dar a conocer lo que vive cotidianamente el pueblo”, dijo.

Importante dramaturga

“Su teatro es importante para la escena local. Para nosotros los artistas su partida nos deja como huérfanos. En la Universidad Popular tenemos en temporada La gente del palomar, obra que llevamos a escena como un homenaje a su trayectoria”, indicó Flora Méndez, directora de la obra.

Talentosa  artista

María del Carmen Escobar destacó por su labor en el arte nacional.

La actriz  y escritora nació el 15 de agosto de 1934. En 1954 fue estudiante de  la Escuela de Comercio y obtuvo el primer premio en prosa por su trabajo Mi fiel amigo, con el cual comenzó su carrera como escritora.

Escribió la  novela Corazones en tinieblas, reproducida en radio Ciros en 1961.

En 1986,  su novela se retransmitió en Radio Nacional TGW, con el nombre de Alma en tinieblas.

Como escritora  ganó segundos lugares en los Juegos Florales Centroamericanos de Quetzaltenango en la rama de cuento. En 1962, con Pobre chucho limosnero, y en 1963, con Descansa en paz.

Tuvo mención  honorífica con su obra de teatro La gente en el palomar, en el certamen 15 de Septiembre.  

Recibió la  medalla  Vicenta Laparra, en el 2004.

MADRE DE UN GRAN ARTISTA

Escobar era madre del artista plástico Jorge Félix, que falleció en el 2011 a causa de un accidente automovilístico.

Félix, quien nació en 1968, es parte importante de la historia del arte en Guatemala, “por su calidad en la obra que en alguna ocasión fue calificada por artistas extranjeros como una garantía de los trabajos muy bien hechos”, según el artista visual Marvin Olivares, quien lo conoció en 1981.

Fuente: La Hora y Prensa Libre

Anuncios