10003887_903140789700153_8156332493086324220_nEste guatemalteco viajará sobre su bicicleta por varios países de América Latina, contando cuentos y recabando la tradición oral. Recolectará los cuentos representativos de cada lugar que visite, ese será su objetivo primordial.

¿Cuál sería el resultado si se combinase un hombre en bicicleta con sus cuentos? Sencillo, una aventura al corazón de la palabra. Alexis Herrera Alquijay, más conocido como Alexis Cuentacuentos, será el protagonista de este viaje que busca recolectar las historias representativas de cada lugar que visite y para ello recorrerá al menos mil 200 kilómetros hacia el Sur.

El acontecimiento iniciará el próximo 14 de septiembre. Saldrá de la ciudad de Guatemala para arribar el 20 de octubre en Buga, Colombia. La compañera fiel de Alexis, se llama Nahual. Es una bicicleta verde, híbrida de marca Bridgestone y su equipaje consistirá en más vestuario que ropa.

Alexis jugará a ser un cazador de historias, aquellas representativas de la identidad del pueblo en donde se alojará y a cambio de ellas, regalará un cuento guatemalteco. Llevo el montaje Barrio-Leyenda, donde compartiré las historias guatemaltecas, pero la búsqueda va en torno a encontrar el cuento que representa la voz de la comunidad, que represente la identidad y la fuerza del pueblo en donde estaré, menciona el artista que lleva más de 20 años perfeccionando el arte de narrar, mientras conversa con Crónica.

Viajar sobre Nahual

Nahual lo llevará a atravesar las costas de la La Libertad, El Salvador. Ahí intercambiará historias con niños de escasos recursos que pertenecen a la Escuela de Educación Alternativa Bilingüe.

Los eventos de contadores de cuentos a los que voy ya tienen trayectoria. En algunos ya he participado, así que para mí este punto es como tirarme de nuevo al agua a viajar, solo que ahora en bicicleta, agrega.

El trayecto continuará hacia la ciudad de Managua, Nicaragua, donde participará en el Viernes de Puro Cuento. Luego estará en San José, Costa Rica en el Taller Costa Rica Clown, para seguir en Panamá y formar parte del Festival de la Unión Teatral de Ciudad Colón, entidad que tiene más de 30 años de presentar teatro en aquel país.

Para cerrar con broche de oro esta primera fase, Alexis participará en uno de los festivales de mayor trayectoria de Iberoamérica: el Festival de Cuentos, Leyendas e Historias de Buga, Colombia.

Aunque esta es la primera vez que participa en este evento, sus cuentos ya viajaron a esa parte del mundo y fueron escuchados. Ahora volverán a ser conocidos pero en boca de su creador.

El viento que sopla

Hacer un viaje de este tipo me permite ver el mundo más despacio, disfrutarlo, sentirlo, conocerlo y darme la oportunidad de probar olores, sabores, conocer gente, tanto cuando pedaleo como en los lugares donde me quedaré, dice Alexis. Ocurre que contar cuentos y viajar en bicicleta son sus dos pasiones, que combinadas producen ese viento que soplará y lo llevará hasta La Patagonia, si es posible.

20140821031906-mapaAhí inicia la segunda fase, un recorrido por Ecuador, Perú, Chile, Argentina, Uruguay, Brasil, Paraguay, Bolivia, y vuelve a pasar por el norte de Argentina, Brasil; otra vez para llegar a las Guyanas y Surinam, luego Venezuela, República Dominicana, Centroamérica y de regreso a casa.

En la segunda fase viene un examen de conciencia, ser honesto conmigo mismo y evaluar físicamente cómo estoy, emocionalmente cómo me encuentro y mentalmente hacia dónde quiero ir. Puede que me regrese o puede que siga, pero el objetivo es llegar a la Patagonia, con mi bicicleta y tirarme a la Tierra del Fuego, respirar el aire y decir ¡llegué!, expresa con mucha emoción.

El viaje más largo

La bicicleta ha formado parte de la vida de este contador de cuentos, pero fue hasta hace tres años, cuando regresó de Honduras, que decidió utilizarla como medio de transporte, tras darse cuenta que podía recorrer las mismas distancias con un vehículo más amigable, poco tiempo después vendió su carro.

Su primer viaje largo fue al Puerto de San José, en Escuintla: cuando iba en el camino, pensaba ¿por qué me metí en esto? Pero cuando llegué y metí los pies al mar ahí supe por qué lo estaba haciendo. No te puedo describir exactamente las emociones, pero recorrer 107 kilómetros a fuerza de tus piernas y luego meterte al mar…, ese fue el amanecer más largo de su vida.

En este viaje al centro de la palabra, habrá días en que recorrerá 50 kilómetros si el camino tiene muchos ascensos, pero cuando se encuentre con planicies, podrá alcanzar los 200 kilómetros diarios. Una red de amistades que ha construido en estos años serán los encargados de darle un techo para dormir y así continuar con su camino, al ritmo de los espacios que encuentre para intercambiar cuentos e historias.

La idea de esta aventura es que en julio de 2015 presente un libro y un disco con los cuentos que recopile. Al hablar de esto, Alexis recuerda cuando le decían que no iba a vivir de contar cuentos, porque en Guatemala del arte no se puede, argumentos que aún se siguen escuchando.

Ahora, 19 años después de contar su primer cuento en la Universidad de San Carlos de Guatemala, Usac, el cual hablaba de los cementerios clandestinos y de cómo se servía la muerte en Guatemala, puede refutar lo que muchos le decían y demostrar las bondades de este oficio, no tenía idea que en este año, en este momento y en esta vida hiciera esto, es una idea que surge cuando se consolida en mi ser bicicletear para donde sea.

Para conocer los caminos, poblados y sitios donde lo llevará Nahual, Alexis publicará sus historias acá.

Fuente: María José España, Crónica

Anuncios