Como soñador quiero decirle a la gente que crean que el arte, la cultura y la educación sí nos van a rescatar como país, es lo único que puede hacerlo, más que las armas, la policía y el ejército, eso de seguirnos matando. Solo en la educación y en la cultura vamos a encontrar un descanso a esta nueva guerra que estamos viviendo. Busquemos no echar en sacos rotos las posibilidades de arte y cultura en la ciudad, tenemos que construir eso porque solo así la sociedad puede sanar.

20715_848365405207034_8863848432553374589_nMejor conocido como Panchorizo y rompiendo los tradicionales modelos de impuntualidad, Francisco Toralla apareció con su peculiar camioneta justo a las tres y media en el Parque Jocotenango. Nos saludamos y luego de realizar algunas intrépidas piruetas con su bicicleta que parece haber salido de una caricatura e interpretar algunas melodías clásicas con la nariz mientras bailaba tap, tuvimos el tiempo necesario para realizar la nota sin que su hijo despertará de una profunda siesta en la que había caído aquella calurosa tarde.

Hablemos de los orígenes

El fenómeno de Panchorizo lleva poco más de quince años, puede llevar un par de años más porque antes yo experimenté en la danza, en la pintura. Era aquel adolescente que quería ser artista pero no sabía dónde. Una decisión muy acertada pienso, fue el viaje que hice a Sudamérica porque aquí las posibilidades son bien reducidas y cuando uno no sabe bien lo que quiere es bien difícil encontrarlo. Como por ejemplo ser músico, ser bailarín de tap o artista de circo. En este viaje conocí las artes circenses, la acrobacia, los artistas de calle, comencé a descubrir todo el mundo de los festivales de calle que se desarrollan en ciudades más grandes tipo Bogotá, Buenos Aires y Río de Janeiro. Ciudades enormes donde el estado finalmente entendió que es su obligación satisfacer el hecho de que la población tiene derecho a recibir arte y cultivar el espíritu, no solo consumir, sino necesitamos también deleitarnos con la belleza, con la música, etc.

A mí me motivaron unos actores que hay por allí, un Rafael Pineda, una Mónica Sarmientos. Ellos me inspiraron muchísimo, sirve mucho el reflejo de ver a un adulto haciendo payasadas, tocando trompeta, bailando, así el niño observa y su nivel de opciones crece.

En el teatro… ¿Cuál es la línea que te gusta trabajar?

Estoy trabajando un teatro que llamo familiar pero que va con especial cariño para niños y niñas, motivando en ellos el deseo de creer y querer cosas distintas. Estoy en esa lucha, me encanta hacer comedia, el país necesita mucho reír con un humor inteligente, no solo el humor de la malcriadez y del tratarnos mal entre humanos sino al contrario, es uno mismo con sus problemas, el lenguaje de payaso que propongo.

El artista nunca logra salir de su obra, siempre se está reflejando. Cuando hago estas comedias de humor inteligente es porque quiero que los niños aprendan que hay una forma diferente de reírnos, no solo insultando que generalmente es lo que muestra y enseña la comedia barata. Es un reflejo que tengo como padre y tío. Yo soy el tío loco de la familia, siempre he tratado de transmitirles eso a mis sobrinos, el juego sano, el juego bien y es lo que estoy tratando de hacer en el escenario, decirles a los niños que la vida es bonita, que vale la pena el esforzarse por nuestros sueños, practicar, ensayar, entrenar, sudar para conseguir lo que queremos y vale la pena ser felices y poder compartir con la gente, con los amigos, con la familia.

¿De qué va la obra “Chopan”?

Bueno todo comenzó porque yo soy Pancho y Pancho al revés es panchopanchopanchopancho. Siempre quise hacer una obra donde toda la música fuera clásica y luego me encontré con Frédéric Chopin. Estudié su vida y la idea era hacer toda la obra con música de piano porque ahora hay un lío para usar la música con los derechos y no sé qué. Solo la música clásica es patrimonio de la humanidad entonces dije “vamos a usar estas músicas”.

Me inspiro en Chopin para hacer la comedia. Él es famoso porque solo tuvo un romance. Yo abordo su romance a partir de lo apasionado que él era, y cómo este romance le hizo la vida de cuadritos. Además muestro cómo un artista se inspira en el piano interactuando todo el tiempo con él. Hay un fragmento de la obra donde toco el tema de la primera guerra mundial que estaba apenas comenzando, eso lo hace a él migrar a Francia. Ya con esos tres temas, el amor, la guerra y la creación musical, ya tengo un universo para crear y trabajar en mi personaje.

10947238_844378068939101_1131055002233467513_n¿Cómo definirías el teatro que hacés?

Yo le llamo circo teatro y es un género todo raro porque no existía. Lo normal era hacer comedia, los viernes y sábados por la noche con unas chelitas o el matiné de las once de la mañana, donde la mayoría que asisten son los niños, pero eso ya está pasando de moda…

Con refritos de Disney…

Ajá, se usa mucho el reciclaje de esas películas pero ahora o los papás están muy cansados y no quieren “madrugar” un domingo o están en la Iglesia. Incluso el horario matinal del domingo en el mundo del teatro está desapareciendo. Yo estoy proponiendo un horario después del almuerzo, a las tres de la tarde para pasar un momento de relax.

Una de las sorpresas es que los adultos la pasan muy bien, he visto entre el público muchas parejas de universitarios que van a ver mis comedias porque saben que no van a ver unas patanadas muy groseras ahí, por lo menos antes de llevar a la novia con Los Huitecos, la cuestión es gradual y empiezan con Panchorizo.

¿Alguna reflexión final?

Como soñador quiero decirle a la gente que crean que el arte, la cultura y la educación sí nos van a rescatar como país, es lo único que puede hacerlo, más que las armas, la policía y el ejército, eso de seguirnos matando. Solo en la educación y en la cultura vamos a encontrar un descanso a esta nueva guerra que estamos viviendo. Busquemos no echar en sacos rotos las posibilidades de arte y cultura en la ciudad, tenemos que construir eso porque solo así la sociedad puede sanar.

‪#‎CHOPAN‬, Comedia circo-teatro
para chicos y grandes.
Domingos de Marzo 15:00 Hrs
Teatro La Cúpula
7a Av. 13 Calle, zona 9. Q40
Imperdible!!!
Reservaciones al 5252 3122

Fuente: La Hora

Anuncios