«La alfabetización es la puerta de entrada al aprendizaje y es esencial para fomentar la autoestima y la autonomía de las personas. Los libros, en todas sus formas, desempeñan una función esencial a este respecto.»

Mensaje de Irina Bokova, Directora General de la UNESCO,
con motivo del Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor, 23 de abril de 2015

Barbuchin, libro del autor guatemalteco Daniel E. Armas, originario de Quetzaltenango
Barbuchin, libro del autor guatemalteco Daniel E. Armas, originario de Quetzaltenango

El 23 de abril es un día simbólico para la literatura mundial ya que ese día en 1616 fallecieron Cervantes, Shakespeare e Inca Garcilaso de la Vega. La fecha también coincide con el nacimiento o la muerte de otros autores prominentes como Maurice Druon, Haldor K.Laxness, Vladimir Nabokov, Josep Pla y Manuel Mejía Vallejo.

Fue natural que la Conferencia General de la UNESCO, celebrada en París en 1995, decidiera rendir un homenaje universal a los libros y autores en esta fecha, alentando a todos, y en particular a los jóvenes, a descubrir el placer de la lectura y a valorar las irremplazables contribuciones de aquellos quienes han impulsado el progreso social y cultural de la humanidad. Respecto a este tema, la UNESCO creó el Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor, así como el Premio UNESCO de Literatura Infantil y Juvenil Pro de la Tolerancia.

En el 2012, el «Index Translationum» celebró su 80° aniversario. El Index Translationum es un repertorio de obras traducidas en todo el mundo, una bibliografía internacional de traducciones. Fue creado en 1932. Instrumento irremplazable que permite inventariar las traducciones publicadas a nivel mundial. Para celebrar dicho acontecimiento, la UNESCO tiene previsto organizar un debate sobre la utilidad y el porvenir de esta herramienta.

Día Mundial del Libro 2015: Mensaje de Irina Bokova, Directora General de la UNESCO

Libro "Periodismo Esencial", del periodista guatemalteco Héctor Salvatierra
Libro “Periodismo Esencial”, del periodista guatemalteco Héctor Salvatierra

El Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor ofrece la oportunidad de reconocer el poder de los libros para mejorar nuestras vidas y de promover los libros y los que los producen.

Como símbolos del progreso social en todo el mundo, los libros –el aprendizaje y la lectura– se han convertido en el blanco de los que denigran la cultura y la educación y rechazan el diálogo y la tolerancia. En los últimos meses, hemos sido testigos de ataques contra niños en escuelas y de la quema pública de libros. En este contexto, nuestro deber es muy claro: debemos redoblar los esfuerzos para promover el libro, la pluma, el ordenador y todas las formas de lectura y escritura, a fin de luchar contra el analfabetismo y la pobreza, construir sociedades sostenibles y fortalecerlos cimientos de la paz.

La UNESCO lidera la lucha contra el analfabetismo, que se incluirá como componente esencial de los objetivos de desarrollo sostenible para después de 2015. La alfabetización es la puerta de entrada al aprendizaje y es esencial para fomentar la autoestima y la autonomía de las personas. Los libros, en todas sus formas, desempeñan una función esencial a este respecto. Con 175 millones de adolescentes en el mundo– en su mayoría niñas y mujeres jóvenes –incapaces de leer una sola frase, la UNESCO se ha comprometido a utilizar las tecnologías de la información y la comunicación, en particular la tecnología móvil, para fomentar la alfabetización y ofrecer a los marginados un aprendizaje de calidad.

Carazamba, novela del autor guatemalteco Virgilio Rodríguez Macal.
Carazamba, novela del autor guatemalteco Virgilio Rodríguez Macal.

Los libros constituyen plataformas inestimables para la libertad de expresión y la libre circulación de la información, que hoy en día son fundamentales para todas las sociedades. El futuro del libro como objeto cultural es indisociable del papel de la cultura en la promoción de vías de desarrollo más inclusivas y sostenibles. Mediante su Convención sobre la Protección y Promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales, cuyo décimo aniversario se celebra este año, la UNESCO procura promover la lectura entre los jóvenes y los grupos marginados. Estamos trabajando con la Unión Internacional de Editores, la Federación Internacional de Libreros y la Federación Internacional de Asociaciones de Bibliotecarios y Bibliotecas para apoyar las carreras en la industria editorial y en las librerías, bibliotecas y escuelas.

Este es el espíritu que guía la ciudad de Incheon (República de Corea), designada Capital Mundial del Libro 2015 en reconocimiento de su programa encaminado a promover la lectura entre los jóvenes y los sectores desfavorecidos de la población. Esta designación será efectiva en el Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor y se celebrará con participantes procedentes de Port Harcourt (Nigeria), la ciudad que ostentaba el título anteriormente. Con Incheon y la comunidad internacional en su conjunto, unámonos para celebrar el libro como encarnación de la creatividad y del deseo de compartir ideas y conocimientos e inspirar el entendimiento, el diálogo y la tolerancia. Este es el mensaje de la UNESCO en el Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor.

Fuente: UNESCO

Anuncios