Jóvenes escriben un capítulo importante en las elecciones de este 2015. La antipatía política los empujó a limpiar sus comunidades de propaganda y transformarla en coloridas muestras de expresión ciudadana.

Por Eswin Quiñónez

288aa837-fc99-495f-adb8-fcef53aaed0f_749_499La efervescencia anímica que despertó la jornada del 25 de abril en la Plaza de la Constitución tuvo sus secuelas. Además haberse colmado el conformismo hacia la corrupción de los actuales gobernantes, también se evidencia el hartazgo ciudadanos hacia la clase política tradicional.

“A través de las redes sociales, personas mostraban su descontento contra la desmesurada campaña electoral, que llegó incluso a dañar el entorno natural de nuestras comunidades”, dice Jorge Herrera, de 23 años, quien organizó junto a otros compañeros la fanpage PintemosGuate y difundir el esfuerzo de guatemaltecos que se plantearon una idea agresiva: borrar las pintas políticas y sustituirlas con arte.

Las primeras imágenes que comenzaron a aparecer fueron en la capital y Sololá. Ciudadanos, encabezados por jóvenes, tomaban cubetas de pintura blanca, brochas, pinceles, moldes y sus ideas para borrar el rojo, naranja y verde de los partidos que invadían el paisaje de sus comunidades.

Hay de todo. Dibujos con una técnica muy refinada, dibujos amateur pero de gran belleza, y dibujos hechos por niños. En otros lugares, son mensajes positivos, de motivación y estrofas del himno nacional, incluso hay lugares en los que se han dibujado las tablas de multiplicar.

“Ha sido un movimiento espontáneo. Los jóvenes se organizaron en sus comunidades, luego enviaban sus fotos para publicarlas en el Facebook. Otros, nos preguntaron cómo iniciar y se les orientó. Los lineamientos que buscábamos unificar era tratar de hacer todo apegado a la ley y tomar las medidas necesarias para que todo saliera bien”, añade Herrera.

Apoyo ciudadano. Irritación de partidos

4e44765e-6ace-4e65-a8b5-e32b0de57a2c_879_586Las reacciones a nivel local fueron positivas para los jóvenes. Aunque quienes tomaron la iniciativa son en su mayoría jóvenes, al pasar la jornada se les unieron personas de todas las edades. “Hubo grupos que comenzaban con 3 o 7 personas, y al terminar el día llegaban a 30. Aparte de eso, la comunidad les apoya con pintura, algunos han llegado a darles agua, refacciones, y algo muy importante, palabras positivas”, añade Herrera.

Quienes no vieron con buenos ojos el proyecto fueron los partidos políticos, quienes enviaban a sus dirigentes locales para reprender el esfuerzo ciudadano y amenazarlos.

De acuerdo con algunos de los participantes, se han recibido varias denuncias. En Petén, Huhehuetenango y Rabinal, incluso las intimidaciones por parte de los partidos políticos subieron de tono.

Próximo paso: desarrollo local

86e765d2-fe87-4e53-8594-e94c8b8840e5_879_586Al igual que las marchas de #RenunciaYa que se transformaron en #JusticiaYa y #ReformaYa con propuestas más concretas, Herrera explica que el proyecto de “No + pintas políticas” pretende que la energía de los jóvenes se canalice en proyectos locales y que cada grupo contribuya en el desarrollo de sus comunidades.

“Pintamos Guate termina en su fase extraordinaria, y ahora como siguiente paso se busca que los jóvenes se comiencen a involucrarse en el desarrollo de su comunidad, manteniendo la línea apolítica”, dijo Herrera.

Fuente: Prensa Libre

Anuncios