“Bailar es vida, es nuestra, bailar es pasión, bailar somos nosotros”

 

Grecia Por Grecia Domínguez*, colaboración para elGuatemalteco. 

¿Qué es bailar? Bailar es un arte donde el cuerpo realiza movimientos al ritmo de la música. Pero bailar va más allá que esta simple definición, el baile se utiliza como una forma de comunicación y expresión de sentimientos donde se transmiten emociones a través de movimientos del cuerpo. El baile es una de las formas de expresión más antiguas, ha existido durante todos los tiempos.

La persona que baila se le llama bailarín y si esa persona crea el baile se le llama coreógrafo. Pareciera que ser bailarín y/o coreógrafo es fácil, pero no es así; si lo que deseas es expresar tus sentimientos y emociones a través de tu cuerpo debes de encontrar el estilo que más te gusta y realizar muchos sacrificios para cumplir el objetivo.

Para un baile que dure un tiempo de 2:30 minutos se requiere de una gran dedicación, meses de entrenamiento, ensayos y como lo mencioné antes muchos sacrificios. Sin embargo la clave del éxito de un bailarín es la creatividad, pasión y perseverancia. Martha Graham decía “Los grandes bailarines no son geniales por su técnica. Son geniales por su pasión.”

Cuando bailamos ‘nos olvidamos de todo’ y esto es porque nuestra atención se centra en nuestro movimiento. No hay mejor manera y más divertida de conectar con nosotros mismos y desconectar con el mundo externo, ruidoso y monótono que bailando. Como dice Joaquin Sabina: “Bailar es soñar con los pies”.

Actualmente vivimos en una sociedad donde aún existen clases sociales, el racismo, el analfabetismo y la extrema pobreza, pero en la disciplina del baile estas divisiones no existen, en el baile no importa si eres rico, pobre, moreno, blanco, delgado, gordo, alto o bajo, el baile no tiene género y mucho menos importa la edad con la que empieces a bailar. Para bailar no necesitas tener una carrera universitaria, puedes no saber leer y escribir y aún así ser el mejor bailarín del mundo.

Lo hermoso del baile es que no existen barreras que nos impidan hacerlo, las únicas barreras que pueden existir son las que uno mismo se pone y la mente tiene el poder superarlas.

En conclusión el baile es una de las muchas experiencias humanas que no puede ser suprimida porque no hay mejor sentimiento que el de bailar con pasión al compás de la música y dejar que todo desaparezca.

*MSc. Grecia María Domínguez Quiñónez, Química Farmacéutica e Integrante de UPA Dance

 

Anuncios